22 de diciembre de 2011

Programa de Vecino Vigilante - Neighbourhood Watch (Mirada Vecinal) de Scotland Yard






El Club Rotario de Mérida Montejo, realiza el programa permanente ‘Vecino Vigilante’, con el fin de apoyar a la comunidad para prevenir actos delictivos y colaborar con las autoridades para crear un ambiente de seguridad, señaló Miguel Cruz Trujeque, director de proyectos de apoyo comunitario de esta asociación.  

‘El programa tiene como objetivo disminuir la oportunidad de robo, multiplicando los ojos, basando en la solidaridad y participación de los vecinos, olvidando el famoso ‘no te metas’, consiste en el intercambio de números telefónicos y acrecentando la observación’, aseveró.

Agregó que este programa es promovido por Rotary Internacional y ha sido utilizado en numerosas ciudades y países del mundo con gran aceptación.

Cruz Trujeque, advirtió que con este programa no se pretende bajo ningún punto de vista, ni siquiera en una mínima parte reemplazar la obligación ineludible que tiene el Estado de otorgar a la ciudadanía la seguridad, simplemente apunta a desalentar los delitos más comunes disminuyendo su oportunidad.

Todo ciudadano que quiera ser vecino vigilante puede visitar el Blog del programa: www.vecinovigilanteyuc.blogspot.com.

La base del sistema que proponemos es similar del “Neighbourhood Watch” (Mirada Vecinal) que aplica Scotland Yard, utilizado con éxito en muchos países con excelentes resultados. También tiene éxito el programa “Vecino Vigilante” promovido por Rotary International y utilizado en numerosas ciudades y países del mundo.

El objetivo es disminuir la oportunidad multiplicando los ojos. El sistema se basa en la solidaridad, en participar,  en olvidar el famoso ¨ no te metas ¨. Comienza con la organización de una zona, donde los vecinos, intercambiándose sus números telefónicos y acrecentando la observación forman una cadena solidaria, alertándose y consultándose entre sí ante la detección de cualquier anormalidad o actitudes sospechosas. De considerarlo necesario, o ante el delito en curso, deberán dar aviso inmediato a la Policía. La organización se complementa con la determinación de los horarios críticos en los cuales hay que acrecentar la observación siendo aquellos en que el vecino esta más expuesto al delito (ej.: horarios nocturnos, fines de semana, ausencia de moradores etc.).

De aquí en más, podrán implementar otras  medidas que consideren más convenientes, todas de acuerdo a su criterio, necesidades y posibilidades como: mejorar las comunicaciones (teléfonos celulares, VHF); instalar alarmas individuales, que detecten el movimiento de personas; instalar carteles en los postes  indicando que los vecinos están utilizando este programa, etc. Esta primeras medidas y su difusión, colaborarán a desalentar la oportunidad del delito. Se aconseja que los representantes de la zona se reúnan con las Policías locales de su zona para adecuar su complementación.

Normas:
No se pretende con este plan, bajo ningún punto de vista ni siquiera en una mínima parte, reemplazar la obligación ineludible que tiene el Estado de darnos seguridad, simplemente apunta a desalentar los delitos más comunes disminuyendo su oportunidad.

No perdemos nada con probarlo. La participación no es obligatoria, con una parte de los vecinos que este dispuesta a implementarlo es suficiente. Participar del plan tampoco implica transformarse en informante o vigilante armado, simplemente en tomar actitudes solidarias y participativas de autoprotección. Es ser solidario con mi vecino.  Si yo lo protejo a él, sé de seguro que  él me va a proteger a mi. Ante la inminencia del delito es muy importante no involucrarse físicamente ni con armas. Lo que proponemos es una actitud activa, pero pacífica.  Es obligación del vecino solidario asistir a la probable víctima de un delito, prestarle todo tipo de ayuda posible y acompañarla a efectuar la denuncia y ofrecerse como testigo si correspondiese. Si los delitos no se denuncian, las autoridades pensarán que no sucede nada y la situación cada vez será peor.

Coordinación: Este Plan fue promovido por los propios vecinos, con un fin solidario y lejos de cualquier tipo de política partidaria. Los vecinos de las distintas unidades funcionales, elegirán espacios físicos donde reunirse y en los cuales intercambiaran las experiencias entre las distintas zonas. De éstas reuniones surgirán nuevas ideas o la necesidad de correcciones. Lo harán a través de un representante, que puede ser cualquier vecino cuya función  será la de ser el portavoz de las mismas  y al cual no se lo debe confundir con un de jefe de zona, simplemente es un vecino más. 


¡HOY POR TI MAÑANA POR MI!
¡PREVENIR ES NO LAMENTAR!